Queridos, queridas, creo que voy añadir a mi lista de profesiones la de cazador de frases. Lo digo porque si se agudiza el oído o lo que es lo mismo se es cotilla por naturaleza, se escucha cada cosa que deja el ánimo por los suelos. Doy dos ejemplos. Día 23, pasillo de un mercado, […]