Queridas, estimados

Estoy del black friday hasta el mismísimo black hole. Cada mañana escucho en la radio centenares de anuncios que me instan a comprar cosas en grandes almacenes, concesionarios de coches, multinacionales varias. Lo que te vienen a decir es que si no compras el black friday es que eres tonto. Desde aquí les digo que yo no hago black friday, pero hago  cultural month, que es mejor porque la necesidad de cultura es más real que una nueva gabardina para la lluvia que no llega. Ea