47 Congreso y Asamblea Internacional de la Cerámica

Queridas, estimados
¿Cómo les ha ido el verano? Espero que vuelvan con los deberes hechos. Yo no. Mi idea, como siempre, era ponerme en forma y reducir esos kilos de más. Pero el veraneo en el pueblo con la familia numerosa de mi mujer es el antídoto contra la vida saludable. Te levantas y ya están “hoy paella en casa del tío”, dice uno; “pues mañana os hago cordero en mi nuevo horno”, dice otro, “por la noche os invito a unos gin tonic que hago con piña verde” dice el de más allá, “pues yo lo hago con pepino y haciendo el pino” reta el del más acá. Y allá que vamos todos dispuestos a disfrutar del festín. Lo pasamos bien, pero mirad como he vuelto. Sí, gordo.Dígalo sin miramientos. Gordo, o como dicen en el pueblo cuando me ven mientras miran fijamente a mi curvilínea: “Hombre Martínez, estás de buen año.” Mañana empiezo dieta. Es decir que el propósito de agosto pasa a septiembre y casi seguro se repetirá –eso dice mi mujer que es una aguafiestas y ella come y bebe como los demás pero no engorda la muy cochina-en los deseos para el 2017.

Desde que tengo uso de razón siempre he tenido los mismos propósitos; a saber: quitarme unos cuantos kilos y mejorar mi inglés. Así toda la vida. Como seguro que alguno de vosotros le pasa lo mismo, os doy un nuevo propósito para este mes por aquello de tener algo nuevo.

Propongo, propongo que el mes de septiembre vengáis a la nueva exposición colectiva de Las cosas de Martínez, El barro en femenino, un merecido homenaje a la labor que han ejercido las mujeres desde la prehistoria frente a un torno de barro. Hay unas piezas maravillosas y como siempre una apuesta por la diversidad artística. Ellas son: Aitzane Deluna, Marie Epiney, Annick Gailmont, Cara Janelle, Olga Molina, Sonia Pulido, Lola Rivière, Nuria Torres, Irina Yudina, Tinou Wiard.
Por cierto que Las cosas de Martínez es una de las 20 galerías del circuito que se ha organizado con motivo del 47 Congreso y Asamblea Internacional de la Cerámica que se celebra estos días en Barcelona. La expo es del 8 al 25 de septiembre. La copichuela inaugural será el 14 de septiembre a partir de las 19.30. Así que ya sabéis, pasaros a vernos que un poco de arte nunca viene mal, alimenta el espíritu y no el cuerpo (que ya vale).