Queridos, estimados.

Sí, ya sé qué hace tiempo que no os cuento nada. He pasado una temporada llamado de adentro, pero ya he vuelto  decidido a luchar por la dignidad del botigué contraprogramando los black friday. En Las cosas de Martínez  no celebramos el viernes negro que me da yuyu (y más ahora que ha ganado Trump), aquí, el  mes entero y sin descuentos porque  ¿me descuenta a mí el propietario el alquiler? No ¿Me descuenta hacienda el aplazamiento del IVA? No ¿Me permite mi hija un descuento en su paga? No ¿Entonces? Yo sumo, no resto. Sumo contenido, que no precio, ¿eh?

Sumando, sumando me he encontrado con Bel Riba que tiene una completa y estupenda colección de ropa, zapatos y complementos.  Piezas de otra época. De la nuestra y un poco más lejana. Todo en perfecto estado, de buenas marcas y a buen precio. Son los its must vintage, que dicen las revistas llamadas femeninas. Hemos creado El rincón de Bel que ha quedado ideal (abajo os la presento)

Y hay más, pero os lo cuento la semana que viene para no aburrir.

Aboletín 15