Queridos amigos
Gracias a todos por venir (no cabía un alfiler en el local), todo un éxito. Y como Javier Löpez, artista de la casa, hizo un estupendo reportaje fotográfico, me callo -cosa que me cuesta bastante-y dejo que las imágenes hablen por si solas…