Jarras 1

Ya reponiéndome poco a poco. No sé si os pasa a vosotros, pero yo después de vacaciones ando como agotado, no sé, una especie de astenia primaveral al cuadrado, me arrastro, bebo café sin parar, pero ni con esas.A mi mujer no le pasa. Es lo que tienen las mujeres que no se les pone nada por delante, ni astenias ni res de res. En fin, que quería enseñaros mis jarras personalizadas. Un regalo fantástico. En este caso son las iniciales de dos recién casados, J, él, R, ella. Así en caso de ruptura -Dios no lo quiera- cada uno se lleva la suya. Es lo que se llama prevención de conflictos. Hasta la próxima.